Ciudad de México. Fuente: Redacción.- Este fin de semana se llevó a cabo en la ciudad de México la edición número 46 de La Marcha del Orgullo LGBTIQ+, misma que convocó, como cada año a cientos de miles de personas, no solo de la capital del país, sino que provenientes de todos los estados, incluso a visitantes internacionales.

Autoridades del Gobierno de la ciudad informaron que se desplegaron más de 2 mil 300 elementos policiacos, así como de otros cuerpos de emergencia para garantizar la seguridad durante el evento.

Y fue desde muy temprano que ya a la zona de Reforma llegaban caminado o en transporte y transporte público las y los marchantes, entre banderas de colores, los atuendos más creativos, extravagantes y llamativos, caminaban para presenciar o ser parte de este momento.

“Nosotros somos parte de la comunidad y aunque esto es una celebración, también sigue siendo parte de la lucha por la libertad y nuestros derechos. Este colectivo sigue sufriendo violencia y discriminación, no solo somos uno de los primeros lugares en el mundo en violencia de género, sino de identidad de género”

“Si el hecho de ser homosexual, lesbiana o bisexual representa un reto extra para cualquiera, el hecho de ser una persona transexual, sigue siendo un peligro. El manifestar libremente nuestra identidad nos pone en riesgo y esa es la voz que debemos alzar, hoy y siempre”, dijo Alejandro.

Consignas escritas exigiendo respeto destacaban entre los asistentes.

La marcha inició en el Ángel de la Independencia y los contingentes siguieron su paso por la avenida Paseo de la Reforma, girando a la avenida Juárez hasta llegar al Eje Central Lázaro Cárdenas, nuevamente giraría hasta 5 de mayo, donde se dirigió a su punto final que fue la Plaza de la Constitución.

Todo un evento social:

No solo agentes del colectivo, sino familias completas, grupos de amigos, parejas, curiosos y gente que pasaba por la zona, como cualquier otro día, se detenían a observar este movimiento que además representa una inyección de recursos importantes al sector turismo, comercio y de servicios.

Aunque no está permitida la venta clandestina, la magnitud de asistencia hace que sea imposible controlar todo lo que se puede comprar, por parte de las autoridades. Desde bebidas alcohólicas, ropa, recuerdos, banderas, pulseras, hasta poppers (estimulantes sexuales no permitidos) se podían observar a la venta. Aunque los condones eran gratis.

Módulos de información sobre salud sexual y reproductiva también fueron colocados en algunos puntos del trayecto.

Contingentes que participaron en la Marcha:

De acuerdo con los organizadores del Pride 2024, los contingentes fueron:

  1. Organizaciones que trabajan y/o dan seguimiento a casos de asesinatos, desaparición y discursos de odio
  2. Población con discapacidad
  3. Población Trans y no binaria
  4. Contingente de organizaciones de la sociedad civil
  5. Contingente de Estados de la República Mexicana
  6. Contingentes estudiantiles
  7. Contingentes artísticos y de entretenimiento
  8. Contingentes de sindicatos
  9. Contingentes de organizaciones políticas
  10. Sociedad civil en general
  11. Contingente de empresas a pie

Una madre de familia contó que para ella fue difícil “aceptar” a su hija, pero que “el amor manda por sobre todo” y al “educarse sobre el tema”, aprendió.

“Tuve que leer, informarme, ver las causas, pero al final nada importa, solo el apoyo que como padres y madres de familia otorgamos a nuestros hijos, sean como sean, formarlos en amor para que su vida adulta, sea como ellos sueñan”, dijo catalina, madre de 4, una de ellas a la que le llamó: “mi chispita de colores”.

La marcha inició minutos después del mediodía y concluyó con un concierto ofrecido en el zócalo de la ciudad de México, por diversos artistas, aunque se contabilizaron más de 120 eventos organizados, así como la reunión de muchos en la zona rosa para seguir el festejo hasta las primeras horas del domingo.

Como siempre, el ambiente fue de fiesta, pero al mismo tiempo de nostalgia al recordar que este, y muchos otros países de Latinoamérica siguen representando un reto en materia de educación y respeto hacia la diversidad.

Fueron 30 los que iniciaron un movimiento que hoy convoca a cientos de miles:

Este movimiento inició el 26 de julio de 1978, cuando un grupo de 30 personas que se identificaron como homosexuales, aprovecharon las movilizaciones por el 25 aniversario de la Revolución Cubana, para expresar libremente su preferencia sexual.

En aquella ocasión, los integrantes del Frente de Liberación Homosexual de México fueron obligados por la policía a caminar por la calle de Lerma, para no transitar por el Paseo de la Reforma hoy se cierran las avenidas más importantes de la ciudad para recibir a quienes desean un mundo y un país completamente libre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here