México.- Corea del Norte es el país más hermético posible, sobre todo cuando se trata de evitar influencias nocivas para Kim Jong-un. La popular serie El juego del calamar (NETFLIX) parece ser una de ellas. Según informa Radio Free Asia, un joven ha sido sentenciado a muerte por haber distribuido la serie en el país mediante dispositivos USB.

“Un estudiante que compró un drive ha recibido una sentencia de cadena perpetua mientras que otros seis que que vieron la serie han sido condenados a cinco años de trabajos forzados, y profesores y administradores del centro escolar han sido despedidos y se enfrentan a un destierro para trabajar en minas remotas”, afirma la misma emisora.

En 2020, Corea del Norte aprobó la ley llamada ‘Ley sobre eliminación del pensamiento y la cultura reaccionarios’, cuyo incumplimiento conlleva a una condena de muerte. Infringir dicha ley consiste en ver, poseer o distribuir material audiovisual o medios de comunicación de países “capitalistas”.

Radio Free Asia reveló también que hubo un compañero de clase más condenado a trabajos forzados que pudo librarse de la pena al proceder de una familia pudiente que sobornó a las autoridades.

La animadversión de Corea del Norte con respecto a El juego del calamar ya era conocida por los medios de comunicación. El régimen de Kim Jong-un había utilizado una web de propaganda para criticar que la serie de Hwang Dong-hyuk representaba “la triste realidad de la sociedad bestial de Corea del Sur”.

Esto es un aspecto que llama especialmente la atención: precisamente El juego del calamar es una obra que critica el capitalismo.

No es el primer caso que se presenta, a principio de éste año fue ejecutado otro hombre por vender CD y USB llenos de música, series y programas de televisión procedentes de Corea del Sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here