Fuente: Mar Gómez, vía Twitter.- Imagínense un lugar remoto del planeta, escondido y oculto, en el que una extraña estructura se eleva sobre el terreno para ser testigo y registrar el posible fin del mundo tal y como lo conocemos.

Este lugar esta en Tasmania y la extraña estructura corresponde al proyecto llamado Earth’s Black Box. Es una instalación de acero gigante que pronto se llenará de multitud de discos duros alimentados por paneles solares, en cada uno de ellos se incluirá información actualizada y análisis científicos en tiempo real sobre los problemas relacionados con el cambio climático, la extinción de especies, la contaminación ambiental y los impactos en la salud.

Operará de manera muy similar a la caja negra de un avión, que registra los momentos finales antes de estrellarse.

De esta forma si el planeta y la humanidad acaba sucumbiendo al cambio climático, una sociedad futura podría algún día averiguar qué es lo que ocurrió exactamente.

Earth’s Black Box registrará cada paso que demos hacia esta catástrofe. Cientos de conjuntos de datos, mediciones e interacciones relacionadas con la salud de nuestro planeta se recopilarán continuamente y almacenarán de forma segura para las generaciones futuras.

No es el primer lugar que se prepara para algo similar. La Bóveda Global de Semillas de Svalbard es una fortaleza diseñada para proteger una copia de seguridad vital de las semillas del mundo en caso de que suceda lo peor.

El proyecto, una colaboración entre Clemenger BBDO, la agencia creativa The Glue Society, e investigadores de la Universidad de Tasmania, se completará en su ubicación exacta no revelada a principios de 2022.

Pero los sistemas de la caja ya están parcialmente activos, ya que están “registrando en vivo” las actualizaciones ambientales en una prueba beta que pueden verse en su web.

¿Cómo recuperarán los futuros visitantes el contenido de la caja? Los creadores dicen que están trabajando en ello.
Una opción es codificar el contenido en varios formatos, como en un script o en código binario.

El propósito del dispositivo es proporcionar un relato imparcial de los eventos que conducen a la desaparición del planeta, rendir cuentas a las generaciones futuras e inspirar una acción urgente.

 

Con información de Mar Gómez, Doctora en Físicas, hilo publicado en Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here