Ciudad de México.- “Te amo mamá eres el amor de mi vida…”, fue la última frase escrita en WhatsApp, de Héctor Efraín, el adolescente de 14 años que fue asesinado y descuartizado, junto con su amigo Alan Yair, en calles del Centro Histórico.

Cinco días después, el menor desapareció y luego fueron encontrados sus restos en cajas de plástico que eran llevadas por un hombre en un “diablito”.

Ambos adolescentes desaparecieron la noche del 27 de octubre tras haber acudido a la iglesia de San Hipólito al festejo de San Judas Tadeo. El sujeto fue detenido en calles del Centro Histórico luego de que se le cayeran los restos y policías trataron de ayudarle.

La Fiscalía General de Justicia (FGJCDMX) analiza las llamadas que se realizaron desde el celular de Héctor Efraín.

Como quedó establecido en el expediente CI-E-FDMDFDBP/C/UI-1 C/D/00755/10-2020, la última conexión del WhatsApp de Héctor fue el 27 de octubre a las 21:39 horas. Desde ese momento no se supo nada más de él.

Cuando su madre lo llamó por teléfono, un hombre le contestó, pero de inmediato colgó. Después apagó el equipo. Todas las llamadas posteriores, se iban directo a buzón.

Respecto al otro menor, su madre declaró que no tenía teléfono.

Se sospecha que miembros de La Unión Tepito asesinaron a los menores.

Asimismo se investiga si los hechos tienen relación con el asesinato de Raúl Juárez, hijo de La Chofis, operadora de “El Lunares”, líder de La Unión.ado en cdmx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here