Reino Unido.- Leia Godwin, una bebé de cinco meses de edad fue hospitalizada el pasado mes de abril en el Reino Unido tras presentar fiebre alta acompañada por erupciones en el cuerpo, síntomas que serían diagnósticados como Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico (PIMS), enfermedad relacionada con el coronavirus.

Ante unos días hospitalizada, la pequeña comenzó a desarrollar sintomatología como tos, amigdalitis y taquicardia, mientras que el sarpullido y la temperatura empeoraron, teniéndola que transportar al área de cuidados intensivos del hospital Noah’s Ark en Cardiff, donde finalamente le hicieron la determinación médica.

Durante su hospitalización se descubrió que Leia tenía múltiples aneurismas en el corazón así como una hinchazón anormal en la pared arterial, lo cual la pone en riesgo de sufrir ataque cardíaco, todo esto debido a la inusual condición que padece.

La menor de edad deberá tomar anticoagulantesdurante el resto de su vida debido al aneurisma cardíaco, aunque aún así cualquier estrés físico o emocional que aporte presión al corazón podría ponerla en riesgo.

“Fue un momento terriblemente aterrador y no he sentido eso con ninguno de mis otros bebés. Pero somos un poco más suaves con ella”, dijo la madre de Leia a Mirror.

La mujer relató que su hija fue internada de nuevo en dos ocasiones durante la semanas pasadas, la primera, pues sus ojos expulsaron sangre y otra ocasión tras darse un golpe en la cabeza.

La última afectación mencionada provocó que los doctores le sugirieran usar un casco en busca de protegerle de golpes y caídas que causaran estrés en su sistema cardíaco.

El covid-19 que le fue detectado a Leia aumentó el riesgo en su salud, incluso, en mayo pasado perdió la vida un bebé de ocho meses tras contraer el mismo síndrome que ella poseer le virus.

Con información de Debate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here