Nueva York.- Harry Brant, hijo del multimillonario Peter Brant y la supermodelo Stephanie Seymour, murió a los 24 años a causa de una sobredosis accidental, informó este lunes su familia al New York Times.

Mediante un comunicado, sus familiares detallaron que el joven modelo fue encontrado sin vida el domingo 18 de enero, al parecer tras haber consumido una dosis excesiva de medicamentos bajo receta.

Es con enorme pesar que compartimos la noticia de que nuestro amado hijo, Harry Brant, perdió la batalla contra su adicción y murió debido a una sobredosis accidental de medicamentos recetados”, se lee en el texto.

La familia detalló que Harry se encontraba luchando contra la adicción e incluso estaba a sólo unos días de ingresar a rehabilitación para lograrlo, pero “su vida fue acortada por esta devastadora enfermedad”.

“Nuestros corazones están destrozados. Harry quería superar su adicción y estaba a solo unos días de volver a ingresar a rehabilitación (…) Logró mucho en sus 24 años, pero nunca tendremos la oportunidad de ver cuánto más podría haber hecho Harry”.

Harry Brant era el hijo menor de Peter M. Brant, afamado editor y coleccionista de arte, y la legendaria modelo Stephanie Seymour, solía participar en los desfiles de moda y las fiestas más exclusivas de Nueva York desde su adolescencia.

Con tan sólo 16 años, acudió a la selecta gala del MET
, una de las grandes citas anuales para los ricos y famosos de la Gran Manzana neoyorquina, con lo que ya se proyectaba como un futuro ícono de la moda.

Con información de Debate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here