Imagínate que al comenzar el día revisas tu feed de noticias de Facebook y te das cuenta de una notificación que te dice que tu ex está ‘En una relación’.

O quizás gracias a la función ‘Recuerdos’ te aparece una foto de aquellas vacaciones en la playa que disfrutaron juntos el año pasado. O ves que en la sección ‘Personas que quizás conozcas’ a la madre de la nueva pareja de tu ex.

Situaciones como estas son reales y suelen ser bastante comunes, según señala un nuevo estudio de la Universidad de Colorado en Boulder, que analiza cómo las rupturas son aún más difíciles de llevar a cabo en la era digital.

Anthony Pinter, estudiante de doctorado en Ciencias de la Información y autor principal de este estudio, explicó:

Antes de las redes sociales, las rupturas apestaban igual, pero era mucho más fácil distanciarse de la persona. Ahora, puede que sea casi imposible seguir adelante si constantemente te bombardean con recordatorios en diferentes lugares en línea.

Para la investigación, fueron reclutadas personas que habían experimentado un encuentro perturbador en línea relacionado con una ruptura en los últimos 18 meses. Cada entrevista duró más de una hora.

Rupturas más complicadas
Las rupturas son aún más difíciles de llevar a cabo en la era digital.

Finalmente 19 personas decidieron someterse al cuestionario en profundidad. Fue aquí donde surgió una tendencia que llamó la atención de los investigadores: Aun cuando tomaron todas las medidas posibles para eliminar a sus exparejas de sus vidas en línea, las redes sociales las trajeron de vuelta, a menudo varias veces al día.

Esto dijo Pinter al respecto:

Muchas personas asumen que pueden dejar de ser amigos de su ex o no seguirlos y que ya no tendrán que lidiar con esto. Nuestro trabajo demuestra que este no es el caso.

Rupturas más complicadas

El ‘News Feed’ de Facebook, la interfaz principal que se abre al entrar a la aplicación, fue una fuente significativa de angustia. A través de esta función, los participantes se enteraban cuando sus exparejas anunciaban que estaban en una nueva relación.

En uno de los casos reportados, uno de los encuestados notó que su compañero de cuarto ya le había dado ‘Me gusta’ a la publicación de su ex. Y él fue el último entre sus amigos en saberlo.

Por otra parte, la sección ‘Recuerdos’, que se encarga de revivir publicaciones de años pasados, resultó también dolorosa. A uno de los participantes le apareció de repente un antiguo mensaje romántico de su exesposa, lo cual le produjo un fuerte “golpe emocional”.

Muchos compartieron historias de encuentros con exparejas a través de sus comentarios en espacios compartidos, como grupos o fotos de amigos en común.

En la vida real, puedes decidir quién se queda con el gato y quién se sienta en el sofá, pero en línea es mucho más difícil determinar quién tiene esta foto o quién tiene este grupo.

Insensibilidad algorítmica
Muchas personas asumen que pueden dejar de ser amigos de su ex o no seguirlos y que ya no tendrán que lidiar con esto.

‘Take A Break’ funciona (para algunos)

En 2015, Facebook creó la herramienta ‘Take A Break’, que descubre cuando un usuario cambia de estar “en una relación” a “soltero” y pregunta si quiere que la red social no muestre las actividades de esa persona. Pero Pinter señala que, quienes no usan la función Situación sentimental, nunca reciben tal oferta.

Facebook no se va a enterar que rompimos porque nunca supo que estábamos en una relación.

Incluso si la persona dejó de ser amigo de su ex, pero un amigo en común publica una imagen sin etiquetarla, esa imagen puede aparecer en su feed.

Y aun cuando bloquearon completamente a sus ex, algunos informaron que los amigos y familiares del ex continuaban apareciendo en Facebook como sugerencias de ‘Personas que quizás conozcas’.

Así reaccionó un participante exasperado:

¿Nunca voy a estar libre de toda esta basura en línea?

“Insensibilidad algorítmica”

La investigación hace parte de Humanizing Algorithms, un programa subvencionado por la National Science Foundation (NSF) que busca detectar y ofrecer soluciones para la “insensibilidad algorítmica”.

El profesor Jed Brubaker, investigador principal del programa, explicó:

Los algoritmos son realmente buenos para ver patrones en clics, me gusta y cuando se publican cosas, pero hay muchos matices en la forma en que interactuamos con las personas socialmente que no han sido diseñados para captar.

Sugiere que tales encuentros podrían minimizarse si quienes diseñan las plataformas prestaran mayor atención a la “periferia social”. Con esto se refiere a todas aquellas personas, grupos, fotos y eventos que surgen alrededor de una conexión entre dos usuarios.

Cómo las redes sociales empeoran las rupturas amorosas
“¿Nunca voy a estar libre de toda esta basura en línea?”

La recomendación de los autores, para quienes quieran sacar de sus vidas en línea todo lo que les recuerde a su expareja, es abandonar las amistades en común, desetiquetar, usar la función ‘Take A Break’ y bloquear mientras entienden que, ante las rupturas amorosas, no pueden ser infalibles.

Pero lo mejor que pueden hacer, según Pinter:

Tómense un descanso de las redes sociales por un tiempo hasta que estén en un lugar mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here