Celaya Gto. Por: Karen Delgado.- Los asentamientos y desarrollos de vivienda, el espacio público y el equipamiento urbano tienen que estar cercanos y accesibles para todas las personas, independientemente de su situación socioeconómica, asi lo manifestó,  Rodolfo Amate, director del IMIPE.

“Factores como la especulación del suelo, la segmentación y la proliferación de los fraccionamientos amurallados, han causado una fragmentación de la ciudad y el desplazamiento de la vivienda social a sitios alejados de la mancha urbana, afectando a quienes menos tienen y para quienes los servicios públicos son fundamentales, como el transporte público”.

Destacó que ya fue concluido el estudio de vivienda y equipamiento urbano que se hizo en Celaya, a cargo del consultor Bernd Pfannenstein y encabezado por IMUVI e IMIPE, el cual se enfocó en el estudio de tres desarrollos de vivienda: Campo Azul, Los Pinos y Villas de Elguera, cada uno con características distintas, y que servirá para conocer las complejidades de cada caso y poder replicar el análisis en toda nuestra ciudad.

Indicó que lamentablemnte las situacines han raído consecuencias como un problema frecuente de inseguridad y los largos trayectos de desplazamiento que deben hacer los ciudadanos para realizar sus actividades, lo que ha llevado a un abandono importante de viviendas.

“Además vemos un grave problema de desconectividad a causa de los grandes fraccionamientos. Muestra de ello es el comportamiento de las urbanizaciones cerradas en nuestra ciudad, cuya cantidad en los últimos 13 años se triplicó”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here