Argentina.- Una mujer, que fue asesinada a fines de 2018 en la ciudad de San Fernando, Argentina, era dueña de un loro que los agentes hallaron en la escena del crimen.

El ave repetía un escalofriante ruego que pudo haber mencionado la víctima mientras era atacada, según los investigadores del feminicidio.

Dos hombres serán juzgados por la justicia argentina por el fallecimiento de Elizabeth Toledo, quien perdió la vida hace dos años.

La información fue incorporada por la fiscal de San Fernando, Bibiana Santella, a la requisitoria de elevación a juicio, en base a la declaración de un efectivo policial que el pasado 30 de diciembre de 2018 vigilaba el lugar del asesinato antes de la llegada de los peritos de criminalística.

El agente de la comisaría de Virreyes Oeste testificó en el expediente que mientras esperaba la llegada de la fiscal y la policía científica, escuchó “gritos provenientes del interior de la vivienda, los cuales le llamaron poderosamente la atención”, ya que le habían informado que dentro del inmueble solo estaba el cadáver de Toledo.

Asimismo, reveló que —tomando las precauciones pertinentes para no pisar nada— se asomó a la habitación donde yacía el cuerpo y volvió a escuchar gritos detrás de la puerta principal. Luego se percató de la presencia de “un loro de color de verde y tamaño estándar” dentro de una jaula blanca. Cuando estaba a punto de irse, el ave vociferó: “¡Ay, por favor suéltame, ay no!”.

Por otra parte, el animal también es citado por una almacenera y vecina de la difunta, que aseguró que no solo le compraban a ella el alimento para el loro, sino que una vez escuchó repetir la frase: “¿Por qué me pegaste?”.

Tal episodio coincidió con el momento en el que uno de los novios de la víctima fue desalojado de la vivienda porque había golpeado a Elizabeth, según fuentes judiciales.

Con información de La República

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here