Ciudad de Méxcio.- Lea Michele, la célebre protagonista de Glee, fue acusada de racista por algunos de sus compañeros de reparto en la serie de Ryan Murphy.

La actriz, que encarnaba al personaje Rachel Berry, se ha encontrado con que su presencia en la serie no era todo lo buena que pensaba. Dando, así, lugar a acusaciones que la han obligado a pedir disculpas por su comportamiento.

Todo comenzó por un tuit de Michele lamentando la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis el pasado 25 de mayo. Un tuit como otros tantos se han encontrado estos días en las redes sociales respecto a esta tragedia.

A su experiencia se les fue uniendo diversos miembros del reparto y trabajadores de la serie, gente que había coincidido con ella en diversos eventos logrando todo un ingente número de quejas y denuncias hacia el comportamiento de la actriz.

Un comportamiento del que Lea Michele no era consciente. O por lo menos eso ha afirmado en la disculpa que ha publicado vía Instagram:

"Una de las lecciones más importantes en las últimas semanas es que necesitamos tomar tiempo para escuchar y aprender sobre las perspectivas de otras personas y cualquier papel que interpretemos o lo que podamos hacer para ayudar a señalar las injusticias que sufren. Cuando tuiteé el otro día, pretendía ser una muestra de apoyo a nuestros amigos y vecinos y comunidades de color durante este periodo realmente difícil, pero las respuestas que recibí a lo que publiqué me han hecho ver específicamente cómo era visto por ellos mi propio comportamiento hacia compañeros de reparto. Si bien no recuerdo ni siquiera hacer este comentario específico y nunca he juzgado a los demás por su entorno o color de su piel, eso no es lo importante. Lo que importa es que claramente actué de forma que hería a otras personas. Sea mi posición priveligada y perspectiva lo que causaba ser percibida como insensible o inepropiada a veces o sea solo mi inmadurez o ser solo innecesariamente difícil, me disculpo por mi comportamiento o por cualquier dolor que puedo haber causado. Todos nosotros podemos madurar y cambiar y he usado estos últimos meses para reflejar mis carencias. Estoy a un par de meses de ser madre y sé que necesito continuar mejorándome a mí misma y tomar responsabilidad por mis acciones para que pueda ser un auténtico modelo de conducta para mi hijo y pueda transmitir mis lecciones y errores para que puedan aprender de mí. He escuchado estas críticas y estoy aprendiendo y mientras que lo lamento mucho, seré mejor en el futuro por esta experiencia."


Con infromación de Espinof

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here