Los Ángeles.- (Grupo Zócalo).- Dos mujeres denunciaron al actor James Franco por presionarlas a “realizar actividades incómodas” en su escuela de actuación ante la promesa de oportunidades que “nunca se materializaron”, según informó La Vanguardia.

Las denunciantes aseguran que el director estadounidense y sus socios las sometieron a audiciones y rodajes de carácter sexual para supuestos papeles en películas que nunca se llegaron a materializar.

En la demanda, presentada en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, las dos exalumnas denunciaron que el programa, ya desaparecido, de la escuela de actuación que Franco ayudó a crear era un proyecto para proporcionarle a él y a sus socios un grupo de jóvenes “de las que aprovecharse”.

Las alumnas Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal emitieron un comunicado en el que afirman que Franco y sus socios realizaron un “comportamiento inadecuado y sexualmente cargado” hacia las alumnas, sexualizando su poder como maestros. Estas acciones, según las demandantes, “condujeron a un ambiente de acoso y explotación tanto dentro como fuera de la escuela”.

Ante estas acusaciones, el abogado del actor, Michael Plonsker, negó lo ocurrido y calificó la demanda de “mal informada”. “James no sólo se defenderá por completo, sino que también buscará daños y perjuicios de los demandantes y sus abogados por presentar esta demanda”, ha señalado el letrado de Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here